Dale PLAY

Perdoná la ofensa … y perdoná la ausencia.
Como con cualquier otra cosa en esta Realidad, si se desea, se pueden encontrar fallas en cualquier acción o “in-acción”. Sin embargo, la culpa o el mérito solo se manifiestan en el ojo del espectador. El juicio mismo sobre algo, se basa en la noción de que uno es “infalible” (in-FALL-ible”) o “indefectuoso”, lo que irónicamente es contradicho por el lenguaje como vemos en el inglés para “indefectuoso” que es “faultless”, lo que leído literalmente es “fault-less”, es decir ” EL MENOS defectuoso“…

7 Como insistían, se enderezó y les dijo: «El que no tenga pecado, que arroje la primera piedra».

Juan 8:7

Entre Zeus y Hades hay un abismo en el que los sueños y los deseos se enfrentan entre sí, cada uno compitiendo por ganar la oportunidad de sentarse en el trono temporal de la Plenitud, solamente para terminar estrellándose contra las PIEDRAS, contra las rocas de la isla de donde salió el canto de sirena que dio nacimiento a estas aspiraciones cerebrales. Olas de un océano eterno chocando interminablemente una sobre otra, cada una reclamando su momento de gloria en las costas fugaces de la existencia antes de ser arrastradas por el inmutable agarre de Poseidón.
¿¡Por qué todo esto!? ¿¡Para qué!?
Pero, ¿quién va a escuchar esas preguntas? ¿Qué promesa hubo de que alguien iba a estar en algún lugar para escuchar siquiera?

La caverna de la mente de uno es tan infinita como el vacío sobre el que se estableció su base. Como escribió Nietzsche: “Si miras al abismo el tiempo suficiente, el abismo te devuelve la mirada”. Esto es lo que realmente se quiere decir cuando se dice que “El usuario ES el que está siendo usado”. Quizás algún día muchos puedan entenderlo.

Una verdad de cualquier tipo es una “delicada responsabilidad”, y parte de esa responsabilidad, cuando se está en la búsqueda de un conocimiento que generalmente está “oculto”, es ayudar a otros en su búsqueda. No te asfixiés luchando contra el mar. Buscá libremente, hacelo con bondad y hacelo con el corazón, y así ya habrás dado varios pasos hacia la Libertad. Porque así como una parte del océano no puede estar “más mojada” que otra, la Libertad de esta especie tampoco puede estar separada de su encarcelamiento. Y esta es la Libertad por la que los lectores y los oyentes de estas palabras han trabajado todos los días, sin saberlo, desde que llegaron a las costas de esta existencia.


¡Gracias!

Donar $101 por MercadoPago

¡Muy bueno! ¡Sigan publicando!

Donar $1001 por MercadoPago


APOYÁ A LA RED!

Dependemos de nuestros lectores para seguir publicando, Podés hacer una donación por el monto que quieras, totalmente seguro y por única vez, acá 👇

1,00 US$

Vamos, hacia lo Desconocido | La Red de Oz

Hay seguridad en aquello con lo que alguien está familiarizado y todas las cosas que están fuera de ese límite muy a menudo se enfrentan con miedo y temor porque esas cosas representan “Lo Desconocido” y en “Lo Desconocido” hay incertidumbre y potenciales peligros. La validación de esa seguridad es a menudo el resultado de conformar a los demás haciendo propia esa “ortodoxia” lo que provoca la sensación de aprobación de las propias ideas.
El sentimiento que lleva a establecer lo que es “verdad” opera de forma bastante similar.

El Origen de la Paradoja | La Red de Oz

No es posible tomar solamente “un lado” de la moneda. Ambas polaridades están involucradas.
La moneda seguirá teniendo dos “lados”, dos “caras” a pesar de que al observador le agrade solamente una de ellas o a pesar de la ignorancia o de la incapacidad para admitir la existencia de ese otro lado “invisible”.
Esta “idea” de que una “cara”, de que un “lado” de la polaridad debe ser sacrificado y eliminado de la ecuación, solamente existe en nuestra mente.