El eterno regatear – Dale Play

“LOVE” o “AMOR” en inglés, deriva del sánscrito “LOBHA” y del hindi “LOBH” que se traduce como “DESEO, CONFUSIÓN, IMPACIENCIA, AVARICIA…”

Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu inteligencia y con todas tus fuerzas.

Marcos 12:30

¿Es el AMOR una orden, un mandato? ¿un medio para controlar, dominar y gobernar al humano en todas las formas posibles? Un dictado que definitivamente podría ser redactado como: “Te ordeno que me amés – ¡o preparate para un sufrimiento eterno!”…
¿Eso es AMOR? Eso suena más al berrinche de un niño hecho por alguien desprovisto de toda dignidad, que crea un reclamo que establece que cualquiera que no se subordine a los términos que el establece, sufrirá sin fin. Que sano negocio!

La exigencia de ser amado es la más grande de todas las presunciones arrogantes.

Friedrich Nietzsche

¿Es el AMOR conformidad, obediencia, sumisión? ¿es un acto de sumisión a la autoridad por miedo al repudio? Esto indicaría que el MIEDO es el corolario del AMOR y que el único aspecto cualitativo de uno, tendría que llevar al otro. Amor es miedo a perder lo amado, mientras que el Miedo gana amor a través del miedo.

Si estamos tratando con un dios que necesita ser temido, entonces ciertamente, dios es MIEDO y no AMOR.

Este dios usa el amor como una forma de lograr más miedo. Y así el miedo podría también usarse para recibir más “Amor” ¿El AMOR es utilización? ¿Es un bien material que le sirve al usuario hasta que la estimación o la utilidad de la cosa en cuestión se acaba y entonces es descartado y reemplazado?…

El AMOR aparentemente puede unirse a algo o a alguien en un determinado punto y separse en otro. El AMOR, así parece, es entonces transferible. Y si es transferible es por defecto intercambiable. Amar un minuto; odiar en el minuto siguiente – Y viceversa.

¿Cómo hacer entonces para deshacerse rápidamente de la contradicción? Se dice que “Dios es amor” y no se piensa mucho más en el asunto. El AMOR está entonces en cuarentena, como un rasgo absolutista que está ahora definido por la concupiscencia espúrea del momento.

La lujuria por la inmortalidad no es diferente de la lujuria por el placer. Mediante el placer hay una disipasión y eventualmente un anhelo de renovación, lo cual es la razón por la que hay tantos que odian la carne y sufren por la promesa de la rehabilitación a través de la “salvación eterna”. La Humanidad sabe que los cuerpos de él y de ella no durarán en la Tierra para siempre, y entonces hacen un trato para vender sus almas a cambio de la promesa idealizada de una Realidad incorporal eterna ¿O por una corporeidad?

El AMOR es usado como la moneda de cambio en este regateo y la mayoría de la sociedad está completamente involucrada en esto. Asegurate entonces, no dejés que tu mano “izquierda” sepa lo que hace tu mano “derecha”…

Los seguidores de la “FÉ” son advertidos de que deben AMAR a su AMO con todo lo que tienen y no guardar ni una gota. Un dios verdaderamente codicioso!
Esto nos estaría diciendo que el “creyente” no tiene que dejar ningún resto para dar a su familia, amigos o extraños.
Pero como dice el dicho : “Hay que sacrificarse por el bien mayor”…

El AMOR fluye en una dirección y el MIEDO se derrama por otra, en una confirmación exaltadora de la atracción de lo opuesto. El último mensaje es que “dios” no puede amarse a sí mismo y debe hacer que la Humanidad lo haga por EL.

Indudablemente, un salvador que está pidiendo compasión…


Seguiremos publicando regularmente mientras se pueda así que no te olvidés de pasar seguido para leer los próximos artículos. Más abajo tenés los botones para compartir en tus redes sociales y el espacio para comentar.