Ad Hominem

“AD HOMINEM”, del latín tardío cuyo significado es “A LA PERSONA”.

AD HOMINEM : Predisposición a los sentimientos o a los prejuicios en vez de al intelecto.
Se caracteriza por, o es, un ataque sobre el carácter o sobre la naturaleza del oponente en lugar de hacerlo a través de una respuesta a la aseveración hecha por este.

Es un conspiranoico…

Si se quiere ampliar la perspectiva y terminar de usar la calificación “Conspiracionista” como un ataque encubierto sobre aquellos que se atreven a cuestionar cualquier cosa fuera de lo preordenado por la autoridad oficial, entonces la breve frase “AD HOMINEM” necesita ser integrada a las fibras más íntimas de la propia inteligencia.

La oportunidad de este momento se está desperdiciando y degenerando por el uso excesivo de esta técnica de manipulación psicológica.

Llamar a alguien “estúpido”, “retrasado”, “loco” o “conspiranoico” son ejemplos de ataques AD HOMINEM.

Reírse de alguien por cualquier razón, a causa de cualquier investigación seria sobre cualquier asunto, es un ataque AD HOMINEM.

La burla y los insultos no prueban NADA.

Esta es la metodología de ofensa intelectual que está siendo utilizada cada vez más y más, porque alimenta el ego y los prejuicios de las mentes que están controladas por esas dos cosas, mientras que al mismo tiempo crea una avalancha de humillación hacia aquellos a los que este ataque va dirigido.

¿Cuántos de los que están en el llamado “mundo de la información altenativa” o de aquellos que se definen a sí mismos como “Despiertos” y “Conscientes” son atrapados en los vaivenes emocionales de este tipo de argumentación o discusión?

Todo esto lleva a un camino sin salida.

Solamente hay que recordar que de la misma forma que la Internet ha incrementado la disponibilidad y el acceso a la información, lo mismo hizo la Imprenta en sus comienzos alrededor de 1440. Un gran cambio en la Conciencia comenzó a suceder en muchos en ese momento, de la misma froma que está ocurriendo ahora.

La gente está cuestionando a la Iglesia, cuestionando más a los gobiernos; surgen grandes descubrimientos científicos y la gente pudo empezar a discernir mucho más y a tener una visión personal de lo que es para ellos esta Realidad. Y sin embargo todavía estamos acá, sin ser verdaderamente mejores y sin estar ni siquiera cerca de la Libertad ¿Qué pasó? Pasó el AD HOMINEM, que es la verdadera base de la política y de la religión organizada.

Todo el mundo se inflama defendiendo sus propios territorios mentales y así el “DIVIDE Y VENCERÁS” es lo que verdaderamente controla el asunto.

Lo mismo pasará una y otra vez si esta bruta táctica de abuso mental continúa de la forma en la que se desarrolló hasta ahora, al mismo tiempo que sus consecuencias irán en aumento, porque la burla no es una visión meditativa de la vida. No es interrogación filosófica. No es avance científico. No es prueba de nada.No es un hecho o una validación. No es un incremento en la conciencia mental objetiva o subjetiva. Es simplemente…BURLA, INSAL-tos – INSULTOS, PREJUICIO.

Atacar a una persona, a su “personaje” o quizás incluso, a los que están a su alrededor o escuchan sus ideas como una forma de oposición o para defender otras verdades, no ayuda a nadie. El uso del AD HOMINEM debe ser reconocido por lo que es cuando alguien comience a usarlo. Y más especialmente debe ser reconocido por aquellos/as que se definan como “Despiertos/as” y “Conscientes”.


Seguiremos publicando regularmente mientras se pueda así que no te olvidés de pasar seguido para leer los próximos artículos. Más abajo tenés los botones para compartir en tus redes sociales y el espacio para comentar.