Si se hace de cuenta que lo que está contado en el Antiguo Testamento y otros libros similares, son hechos históricos y los comparamos con la saga de Star Wars veremos que se podría decir o que Star Wars está basada en estos libros o que estos libros se basan en Star Wars. Ambas respuestas muestran un escenario asombroso.

La más evidente en primer lugar es la similitud de la Luna con la Estrella de la Muerte, el cuartel General del “Imperio”.

La Biblia habla del “Hijo de Dios” mientras que Luke Skywalker es hijo de Darth Vader quien es “El Señor de los Ejércitos”, lo cual convertiría a Luke Skywalker en “El Hijo de Dios”.

Darth Vader comanda el Imperio desde “La Estrella del Muerte” y en la Biblia el “Hijo de Dios” dice que su “Padre”, “está en los cielos”.

La Estrella de la Muerte fue construida después de la declaración del Imperio y la  Biblia
en hebreo habla de un tiempo “Antes de la Luna“.

“Luke Skywalker” en inglés se podría traducir como “La Luz que camina por el cielo” y la Biblia dice que “El Hijo de Dios” es “La Luz del Mundo”.

Y también en la Biblia hay muchos relatos que bien podrían haber aparecido en alguna de las películas y no desencajarían para nada. Desiertos, batallas, esclavos, mercaderes con túnicas…

Entre muchas otras historias, la Biblia cuenta en Jueces 6:21 que un “Ángel” se le apareció a Gedeón, que al verlo temió por su vida ( porque se vé que era ángel pero le gustaba andar matando humanos) ; que este “ángel” le pidió comida ( ¿? ) porque a pesar de ser ángel parece que le daba hambre, y que después de comer sacó una “VARA” ( o “CILINDRO” dependiendo de la traducción), y que con el extremo de esa “VARA” tocó los restos de comida y la comida se evaporó.

Casualmente, esa “VARA” tiene todas las características de un sable de luz y el “ángel” todas las características de un “Sith” o un “Caballero Jedi” malvado…

La realidad supera a la ficción. Aunque yo no aseguraría que estamos hablando de ficción…

Sith